APRENDER JUGANDO: CONSTRUIMOS NUESTROS PROPIOS JUEGOS MUSICALES





 

La manera que los niños tienen de relacionarse con el mundo y aprender cómo funciona todo, es a través del juego. Por eso es fundamental que dediquen tiempo a jugar a diferentes cosas que les aporten competencias distintas, que les ayuden a desarrollar diferentes facetas y con las que comprendan cómo interactuar con sus semejantes y con su entorno.

Además es importante que los adultos les motivemos en el juego y juguemos con ellos, ya que por un lado nos aportará información muy valiosa sobre cómo evoluciona el niño o niña (tanto física como emocionalmente) y por otro lado nos dará momentos maravillosos en los que podrán aprender mucho de nosotros y viceversa.

En nuestro aula de Música hemos construido 4 juegos, para aprender jugando, utilizando nuestra imaginación y recursos:

- Una Oca Musical, con nuestras propias reglas musicales sobre lo aprendido de teoría musical.

- Las 3 Claves Musicales en raya para conocer las claves, y trabajar la psicomotricidad.

- El Juego del Lince Musical para trabajar la memoria y clasificar los instrumentos.

- Un dominó musical para recordar las equivalencias por medio de sumas de valores musicales.

Con ello, hemos pretendido favorecer los siguientes aspectos:

1. El arte como un juego. Actividades como pintar, esculpir o construir sus propios juguetes son fundamentales para aprender aspectos tan relevantes como:

  • El desarrollo del pensamiento abstracto.
  • Al ser una actividad creadora el niño da valor al producto objeto de su juego; por ejemplo construir un avión de papel o hacer su propio muñeco les ayuda a pensar, a expresarse, a investigar. Se hacen más independientes.
  • Mediante el arte, expresan sus sentimientos y dejan fluir sus emociones, son muy liberadores emocionalmente.
  • Fomentan la creatividad.
  • Aprenden a representar la realidad que les rodea.

2. Juegos físicos para desarrollar la psicomotricidad. Son juegos en los que deben utilizar el cuerpo, mover diferentes extremidades, bailar, etc. Aportan a los niños multitud de beneficios:

  • Aprenden a coordinar
  • Toman conciencia de su propio cuerpo y crean un esquema corporal.
  • Fomentan sus capacidades motoras.
  • Fortalecen la musculatura.
  • Conquistan su cuerpo y aprenden a utilizarlo para relacionarse con el mundo exterior.
  • Generan autoconfianza.

3. Juegos de imitación y juegos simbólicos con los que se representan personajes, roles o situacionescotidianas. 

  • Les ayuda a conocerse más a sí mismos y a forjar su personalidad.
  • Establecen mejor contacto con los demás.
  • Aprenden a resolver problemas con imaginación.
  • Desarrollan el lenguaje.
  • Les ayudan a comprender el mundo de los adultos

2. Juegos al aire libre. Como ya comentamos anteriormente en este post, los niños necesitan jugar fuera. Es necesario que dediquen al menos una hora al día a jugar al aire libre, veamos por qué:

  • Aprenden a amar la naturaleza.
  • Se relacionan con su entorno.
  • Refuerzan el sistema inmunológico.
  • El ejercicio físico al aire libre ayuda a combatir la obesidad.
  • Liberan tensiones.

3. Juegos en casa. Realizar ciertas tareas de la casa acordes con su edad y capacidades, para que aprendan a asumir responsabilidades.

  • Las familias son sociedades pequeñas, si los niños contribuyen, se sentirán útiles.
  • Aprenderán a cuidar y valorar las cosas.
  • Les aportará más autonomía, responsabilidad y madurez.
  • Reforzará la seguridad en sí mismos.
  • Creará una unión más sólida entre todos los miembros de la familia.

4. Juegos en grupo. Las actividades grupales son muy necesarias, sobre todo para fomentar la socialización:

  • Estimulan la comunicación y cooperación con sus semejantes. También facilitan la aceptación interracial.
  • Intervienen positivamente en los procesos de adaptación socioemocional.
  • Aprenden a solucionar conflictos.
  • Asimilan reglas.
  • Estimulan el desarrollo moral, aprenden a autocontrolarse, a controlar la agresividad.

A través del juego, los más pequeños crean la base de cualquier tipo de aprendizaje, incluso del éxito académico, ya que desarrollan aptitudes como el lenguaje, aprenden a resolver problemas, descubren su potencial y aprenden a interactuar con otros.

Gracias al juego, descubren su entorno, aprenden a controlarlo, a tener su independencia y autonomía, a forjar sus propias decisiones. Además, durante el juego, están en un ambiente seguro, el fracaso será parte de este juego y aprender a enfrentarse al fracaso también es una de las enseñanzas más valiosas para la vida.

¡Así que todos a jugar y a aprender!

 


Imágenes


Archivos

No existen archivos